Lo Último

7 claves de la alimentación pre-competición

La alimentación debe ser un punto importante a tener en cuenta en la rutina de todo ciclista que quiera conseguir un rendimiento óptimo. El incluir carne en los menús antes de la competición es un grave error que debe evitarse, las proteínas no constituyen una buena comida de pre-competición.

No aportan energía para la lucha, son difíciles de digerir y pueden causar problemas de digestión tanto antes como durante las pruebas. Las grasas son igualmente una mala elección ya que como las proteínas, estas pueden perjudicar la respiración y poner demasiada intensidad en la circulación, cuando se ingieren antes de dos horas de la competición o una intensa sesión de entrenamiento.

Una comida ideal para la competición es aquella que contiene grasas y proteínas en pequeñas cantidades, mientras que la cantidad de hidratos de carbono es alta. Contrariamente a lo que pueda pensarse, los hidratos de carbono de nuestra ingesta pre-competición NO aportan energía para la prueba, a no ser que esta sea extremadamente larga o una competición por etapas.

Esta energía ha de estar ya almacenada en los músculos y en el hígado a partir de las comidas a base de hidratos de carbono efectuados en los 2 o 3 días anteriores a la prueba. El objetivo de la comida rica en hidratos de carbono antes de la prueba, ha de ser el impedir la sensación de hambre.

Por otra parte los hidratos de carbono ingeridos en la comida de pre-competición son digeribles y quedan disponibles como glucosa después de la comida, de forma que pueden utilizarse para reponer glucógeno de los músculos y del hígado que fué metabolizado durante la prueba.
El comer antes de una prueba no quiere decir que nos pongamos a comer media hora antes de competir, todo lo contrarío, la comida ha de ser tomada mínimo 2 o 3 horas antes de la competición, a fin de disponer de tiempo suficiente para una correcta digestión.

Esta ha de ser ligera, entorno a 500-800 calorías, de esta forma evitaremos un atracón, que nos haga sentirnos hinchados y pesados. Los alimentos no deben estar muy sazonados, especialmente evitaremos el picante.


No es recomendable tomar caramelos, miel u otras formas azucaradas que nos aporten hidratos de carbono, ya que aunque originan un aumento de glucosa en sangre, causan al cabo de un corto tiempo una caída de la glucosa en sangre, descenso que deja el cuerpo fatigado.

Pautas nutricionales a seguir antes de la competición:

    1 – Elegir bien el momento y cantidad de alimentos basados en el tipo, la intensidad y la duración de la prueba.
    2 - Incluir de 100 a 250 g. de hidratos de carbono en esta comida.
    3 - Consumir comidas bajas en fibra.
    4 - Planificar una bolsa (pack) de alimentos para la competición si esta es muy larga.
    5 - Incluir una pequeña cantidad de proteínas bajas en grasa.
    6 - Los cereales, el pan y sus derivados, la leche y el yogurt desnatado, la leche de soja y los zumos son alimentos recomendables.
    7 - Beber un litro de agua en las dos horas anteriores.

"Planificar no solo los entrenamientos sino también la alimentación para conseguir mejores resultados es uno de los pilares para conseguir el resultado que buscamos".


¿Te ha parecido interesante? Déjanos tu opinión.


Promo Genericos1 300x 250
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ponte en forma con nuestros consejos