10 claves para mantenerte motivado

En el mountain bike como en cualquier actividad de la vida, cuando las decepciones no se superan y se acumulan, se experimenta la frustración como consecuencia de que algo impidió realizar lo que se deseaba hacer y eso termina en una desmotivación.



Una de las principales causas de desmotivación, es la diferencia que encontramos entre nuestro mundo ideal como por ejemplo el de un corredor profesional que dedica prácticamente todo su tiempo a su profesión y por otro lado el mundo real en el que nos vemos inmersos el resto de los mortales, con nuestros trabajos y responsabilidades cotidianas paralelas a nuestras aficiones, que en muchos casos estas son el trabajo de los profesionales anteriormente nombrados.  


Desde el momento en que adquirimos valores, creencias, actitud, disposición y un comportamiento frente a la vida, esperamos que el mundo que nos rodea actúe en consecuencia y de acuerdo con ello.

Sin embargo, en la realidad no sucede así.

El mundo real, muchas veces es absolutamente diferente a lo que nosotros esperamos que sea y, a veces eso nos desmotiva y nos hace perder el interés por todos esos sueños que se apilaban en nuestra mente y no logramos alcanzar.

Nuestro comportamiento, acciones y decisiones las tomamos en base a lo que creemos que debería ser, y no en base a los hechos, o sea, a lo que realmente es. Y en esta realidad debemos valorar nuestra condición física, edad, genética, alimentación, tiempo que le dedicamos al entrenamiento y otros muchos factores que condicionaran nuestra realidad personal.

Por ello, debemos ser realistas y convivir lo mejor posible con este mundo real, esto no significa que abandonemos nuestros sueños, valores, creencias y actitudes, solo que tenemos que tener en cuenta lo más exacto posible lo que somos y en que medio nos desenvolvemos.
Por ejemplo, no podemos desmotivarnos si participamos en un maratón de mountain bike y llegamos con una hora de diferencia con respecto a los primeros en cruzar la meta, pensar que ellos dedican a mejorar 7-8 horas al día y seguramente alguna más y nosotros con suerte le arañamos al día en el mejor de los casos una hora.

Una manera de vivir en un mundo que no es el ideal, deportivamente hablando, es racionalizar las diferencias con el real y sacar provecho de ello, esto dependerá de ti, se realista y tu motivación aumentara.

Claves para mantenerte motivado:

1. Define claramente qué quieres lograr.  

No importa que metas tengan los demás, piensa que pueden ser o son semi-profesionales, lo importante es lo que tú desees lograr. De esta forma estarás trabajando en alcanzar algo que tú deseas. Si tienes en mente, cuál será el resultado final, será muy fácil ver qué es necesario hacer para lograrlo y esta claridad te despejará el camino.

Ejemplo: Quiero bajar de la 11 horas en el maratón de los 10.000 del Soplao. Ya sabes, ahora vas a tener que indagar y ver que puedes hacer para conseguir tu objetivo. 


2. Da un solo paso a la vez.  

Es muy común sentirse abrumado por el cúmulo de acciones que hay que realizar para llegar a conseguir la meta que nos hemos marcado como objetivo prioritario. Un sencillo ejemplo es pensar que para perder 10 kilos de peso hay que hacer cientos de comidas diferentes, ir al gimnasio decenas de semanas o rodar cientos y cientos de kilometros. La realidad es que esta forma de pensar, puede arruinar cualquier plan.

Si lo pensamos bien, no tenemos que llevar a cabo cientos de acciones, lo que tenemos que pensar es que hay que enfocarnos simplemente en hacer lo mejor que podamos con nuestro siguiente paso. Podríamos resumirlo como
"Pensar a largo plazo y actuar en el corto plazo" y no al revés".

Ejemplo:  Plantéate que días a la semana puedes rodar y una vez que empieces a rodar, veras que te va a ser mas fácil distribuir intensidades y otras formas especificas donde poder mejorar en tus entrenamientos, como por ejemplo dietas, añadir estiramientos, etc.


3. Empieza gradualmente. 

No solo es realizar un paso a la vez, sino hacerlo fácil. Comienza con lo más fácil y ve aumentando progresiva y gradualmente la dificultad. Esto no sólo resultará en que sea más fácil mantener tu plan, sino que te ayudará enormemente a mantenerte motivado.

Prepárate para cometer errores y aprende de ellos. Es normal equivocarse, la diferencia radica en qué haces con tus errores, si aprender de ellos o sigues cometiéndolos una y otra vez.

Ejemplo: Ponte a rodar 15-20 días y solo un día a la semana aumenta la intensidad de tus pedaladas. Si la primera semana ves que el ritmo no te es facil de seguirlo, realiza los cambios necesarios para que esto no se repita.


4. Establece metas a corto y a largo plazo. 

Ya que has establecido lo que quieres lograr, sea bajar de peso, mejorar tu forma física de cara a tu participación en un maraton de mountain bike o simplemente perfeccionar alguna floja virtud que te trae de cabeza, como las trialeras, etc., empieza estableciendo metas pequeñas.

Si son pequeñas, mejor. Así será más fácil alcanzarlas y esto te servirá de estímulo para seguir con tus siguientes metas. La visión a largo plazo te dará un estímulo muy poderoso, pero es la consecución de las pequeñas metas a corto plazo lo que te impulsará a seguir todos los días. Las dos perspectivas son importantes, no lo olvides.

Ejemplo: Quiero llegar con 6 kilos menos para el maratón de los 10.000 del Soplao. (Quedan 6 meses)
-          Meta corta: Perder 1 kilo al mes
-          Meta larga: Perder 5-6 kilos en 6 meses


5. Lleva un registro de tus logros.  

Ya sea en un diario, en una hoja de Excel en tu ordenador o simplemente en un folio, la idea es que puedas visualizar todos los días las acciones que vas realizando.

 Realiza las anotaciones que consideres necesarias que te indiquen tus progresos y logros.  Pequeños logros en forma consistente son un indicador de que vas a lograr tu meta, a corto o a largo plazo, todo dependerá del tiempo, la constancia y la intensidad, debes ser consciente de esto para motivarte.

Ejemplo: Anota a diario los kilómetros, pulsaciones medias y calorías, etc… y al finalizar la semana suma cada columna.

Sigue haciéndolo todas las semanas y veras que además de estar mas motivado, el progreso con respecto a semanas anteriores es real.


6. Rodéate de algo que te inspiren y a la vez te motiven. 
  
La sugestión es un punto muy importante y esta demostrado que entrenar rodeado de imágenes, posters, ya sea de tus ídolos deportivos o de una prueba o evento marcado como reto personal, etc, puede variar sustancialmente el resultado a la hora de obtener progresos.

Decora tu espacio de trabajo.

Ejemplo: Coloca una gran foto de un paisaje o de esa carrera que invite a escaparte mañana mismo a pedalear por su entorno. Si tienes en mente participar en la Titan Desert, coloca una imagen de ediciones anteriores,  seguro que tienes alguna que se te quedo grabada en la retina.


7. Lee sobre los temas relacionados con tus metas.  

Busca artículos, compara opiniones que te ayuden a obtener una motivación de calidad. Piensa en tu productividad; en ellos encontrarás experiencias y consejos que te ayudarán a conseguir tus metas, suma consejos y experiencias y escucha a quien esta por encima de nosotros, como profesional, por su edad y lo mas importante por su experiencia vivida en primera persona.
Rodéate de compañeros con las mismas aficiones y metas y si puedes hazlos participes de ellas.

Buena compañía sumada a mas y mejores conocimiento sobre lo que quieres lograr, no hará más que acercarte a tus metas y darte una ventaja sobre quienes no tienen esta suma de elementos, siempre y cuando comprendas que lo que da resultados es lo que haces.

Ejemplo: Ver una etapa del Tour de Francia o leer un articulo de la revista Bike motiva y mucho, pero ojo, con esto no se gana fuerza y potencia… Has de engancharte a los pedales y emular lo que has visto o leído, la fuerza y la potencia llegaran con sesiones y días de pedales.


8 . Se constante en tu rutina y come sano.  

El ejercicio físico acompañado de una alimentación sana son las mejores acciones que puedes tomar para mejorar tu salud y si tu salud es buena, ya tienes un tanto % muy alto para aumentar la motivación. Además hay un beneficio adicional, cada pequeña acción que realices te ayudará inevitablemente a que otro cambio sea más sencillo. Es una reacción en cadena. No pienses que porque un cambio es pequeño no vale la pena, al contrario. 


Los cambios pequeños son tus amigos, son los grandes responsables de tu progreso. Recuerda, “La suma de pequeños cambios dan como resultado una gran forma física”.

Ejemplo: No rompas con la rutina de entrenamiento, si no tienes tiempo, reduce los minutos de la sesión, es preferible perder minutos que perder una sesión completa y al mismo tiempo incorpora algún alimento que te ayude a mantener esta rutina de entrenamiento, como por ejemplo arroz o pasta, dos días por semana para mantener altos los niveles energéticos.  


9. Rodéate de lo “mejor”, invierte en tus metas.  

Si no comienzas por modificar tu entorno para que te ayude a conseguir tus metas, como ya hemos dicho anteriormente, puedes estar seguro de que tardaras más en hacerlo.

Modifica, aunque sea ligeramente lo que te rodea, dando otro color a tu habitación, colocando otra iluminación, etc.

Piensa en la cadena de cambios que puedes hacer (claro esta, dentro de nuestras posibilidades), mejorar la bici, la equipación, añadir una suplementación, etc, piensa que no malgastas, si no que inviertes en ti, en tu calidad de vida, en tu afición y en definitiva en conseguir tu meta.

Ejemplo: Tienes una bici con mas de 15 años, pesada, con frenos arcaicos y con una estética que no se merece haber sido fabricada… “Date el capricho y estrena montura” o si la bici que tienes no es tan antigua, dale un repaso, fíjate en que podía mejorar y que te ofrecería esta mejora. Puños nuevos, pedales automáticos, etc…


10. Relájate y disfruta

Muchas veces nos sentimos ansiosos o nerviosos, agobiados por diversos problemas familiares, personales, laborales y así otros tantos.

Cuando te sientas así, realiza unas respiraciones profundas, clava la mira da en tu bici y sácala a dar una vuelta, 30 minutos pueden hacer maravillas.

Después retoma lo que estabas haciendo. Es normal tener periodos en los que te desanimas. Si los esperas, será mucho más fácil manejarlos. Ten paciencia y piensa que cualquier meta que te hayas marcado vale la pena y se consigue con paciencia y disciplina.

“En el mountain bike como en cualquier actividad, lo más importante es que cualquier meta, por difícil o distante que parezca se puede alcanzar si no nos damos por vencidos. Ese es el gran secreto”.
  
Pedro Baltasar  |  TodoMTB.com



¿Te ha parecido interesante? Déjanos tu opinión.


GIF 10 off 300x250
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ponte en forma con nuestros consejos

ESTE PORTAL ESTA EN VENTA: